Mejora tu marketing en 5 pasos

Tu iglesia local requiere un mercadeo que forme conexiones para que tus vecinos se sientan bienvenidos.

Jessica Thiefels | 4 de diciembre, 2019

A diferencia del mercadeo comercial, que se centra en cómo convertir potenciales clientes en ventas con márgenes de ganancia, cias, tu iglesia local requiere un enfoque promocional diferente. La meta es ofrecer tu iglesia a la comunidad y formar conexiones que hagan sentir a tus vecinos bienvenidos a tu congresación. Recuerda sin embargo, que el objetivo principal para la promoción de tu congregación no es llenar el santuario y o el plato de las ofrendas con efectivo; es ofrecerles un lugar donde puedan encontrar descanso y renovación en las vidas de tus vecinos.

En estos días, muchas personas desconfían de la honestidad y los ideales de los religiosos. Si estás listo para ser parte de restaurar la misión original de la iglesia y ganar la confianza de tu comunidad local, crea conexión auténticas con formas de promoción auténticas. 

Mantén actividad en las redes sociales. 

La mayoría de las iglesias en nuestro continente ya están activas en Facebook, pero sólo unas pocas están en Twitter y, aún menos en Instagram. De las iglesias que tienen presencia en las redes sociales, la mayoría de ellas las usan para sólo comunicarse con sus miembros, pocas congregaciones las usan como herramienta de promoción externa, y menos para interactuar con personas que no son de la congregación.

Si bien, las redes sociales se han convertido en la herramienta de Marketing más popular en los últimos años, algunas de estas plataformas como Instagram y Twitter, siguen siendo recursos sin explotar que pueden ser utilizados para movilizar y ampliar tu influencia en la comunidad. Actualiza tu presentación,  crea nuevos enfoques, ofrece variedad de contenido, abre el diálogo haciendo preguntas o creando espacios para que te hagan preguntas. Participa en chats, difunde videos en vivo, graba testimonios con experiencias que tus vecinos puedan identificar. Cuanto más abierto y receptivo seas en las redes sociales, más auténtica, relacional y humana será la promoción de tu iglesia. 

Usa materiales impresos 

Podemos estar viviendo en la era digital, pero el mercadeo impreso no es irrelevante. Justamente porque la audiencia actual está saturada de contenidos en línea, gráficos y tweets, muchos desena experimentar un mayor nivel de satisfacción emocional y recuerdo mental usando medios impresos. Además, lecturas más prolongadas que 140 caracteres, activan funciones cerebrales que hace de la página impresa algo deseado y de más valor. 

Si no estás seguro por dónde empezar, considera las 10 categorías de Marketing impreso más buscadas para las iglesias: Volantes, folletos, boletines, colgadores, postales, tarjetas de presentación, boletines informativos, carteles, pancartas  y vallas publicitarias. Así que, imprime algunos materiales frescos con los distintivos y colores de tu propia iglesia y úsalos para llamar la atención en tu comunidad.

Entrega el Boletín cada domingo

Una vez que atraigas la atención de nuevas personas y las convenzas de asistir a un servicio de adoración los domingos, el siguiente paso es dejarles una fuerte y memorable impresión de tu congregación. Para eso usa los boletines de la iglesia, asegurándote de evitar imprimir información que sólo se dirija a los miembros y excluya a los recién llegados. El boletín debe ser una extensión de tu “comité de bienvenida”. Al redactarlo considera la perspectiva de un invitado que no está familiarizado con tu visión y misión.

El contenido de su boletín debe ser transparente y descriptivo. Cada persona debe saber qué esperar durante el servicio en sí, y también entender cómo conectarse fuera de la asistencia del domingo por la mañana.

Crea un boletín electrónico de subscripción

La cuarta parte de las personas que reciben correos electrónicos de una iglesia lo abren. Una vez abierto 3 de cada 10 personas usa los enlaces para más información y tan sólo 1 de cada 100 cancela la subscrición a ese correo.  Esos datos superan al comercio minorista, anuncios de aplicaciones, las organizaciones sin fines de lucro, las agencias de viajes o la información sobre salud. La mayoría de las personas desean recibir información de la iglesia en su comunidad.

El boletín electrónico es económico. Una vez creado su modelo, todo lo que tienes que hacer es actualizar la información para cada envío. Eso te llevará un tiempo mínimo. Edítalo mensualmente y luego envíalo a tus suscriptores a través de una plataforma automatizada. Ese medio te servirá de puente para conectar tanto a miembros de tu congregación, como a visitantes ocasionales y mantenerlos informados de todos los acontecimientos de tu iglesia durante todo el mes.

Paga por promocionar tus eventos en Facebook

Con un presupuesto limitado de promociones y comunicaciones, debes creer que los anuncios de Facebook están fuera del alcance de tu bolsillo. Si existen costos pero el retorno de tu inversión (ROI) valdrá la pena. Considera, por ejemplo, una iglesia gastó US $60 en una campaña de anuncios de Facebook para anunciar su evento. Esa cantidad podría rendir entre 5,000 a 8,000 impresiones únicas y alrededor de 150 visitas en tu página de internet. Como resultado de un anuncio de Facebook, podrías cuadruplicar el número de asistentes a tus eventos. Así que, usa los anuncios de Facebook para promocionar los servicios especiales, o de Navidad y Pascua y otros eventos de alta tracción dirigidos a tu comunidad. Usa las funciones disponibles para dirigir estos anuncios a grupos de edad específicos y radios de ubicación para que pueda aprovechar al máximo esta oportunidad de alcanzar tu comunidad y ayudar en el crecimiento de tu congregación.

Ahora es el mejor momento para encontrar brechas y oportunidades promocionales, actualizar tus esfuerzos y presentar efectivamente a tus vecinos la presencia y trabajo de tu congregación. Usa estas ideas para conectarse con tu comunidad, y asegúrate que cada experiencia de miembros y visitantes sea especial e inclusiva.
 


Si deseas leer el artículo de Jessica Thiefels en su versión original en inglés, puedes encontrarlo en ChurchJuice (Reframe Media)


Categorías

Comunicación